El intrusismo en el sector de la fontanería

El intrusismo en el sector de la fontanería

Siempre es aconsejable recurrir a empresas y fontaneros autorizados para evitar futuras averías o problemas. Con la crisis, han sido muchos los profesionales que han decidido dedicarse a este sector sin tener la formación requerida. Por ello, la Federación Regional de Asociaciones de Empresas Instaladoras y Mantenedoras de Fluidos y Energía de Castilla-La Mancha exige una regulación específica para el sector. Desde Fontaneros Madrid queremos dedicar un espacio al intrusismo en la profesión.

El problema del intrusismo no solo afecta a Castilla-La Mancha sino que también es común en otras partes de la geografía española. El principal problema reside en que desde el 2006 el código técnico de la edificación del Ministerio puso fin a la normativa que regía a las instalaciones de fontanería.

Por este motivo, la Federación sectorial afirma que “es fundamental profesionalizar el sector de la fontanería, estableciendo un mecanismo de regulación de la profesión y mediante la inspección de instalaciones con carácter sancionador”. El objetivo que quieren conseguir es acabar con la posibilidad de que “cualquier persona sin cualificación pueda realizar este tipo de instalaciones, en detrimento de las empresas debidamente autorizadas”.

Este tipo de servicios carecen de la garantía de que la instalación realizada cumple con los requisitos legales. Conseguir potenciar la seguridad de las instalaciones domésticas y asegurar su correcto funcionamiento solo es posible si la instalación se deja en manos de profesionales.
En Fontaneros Madrid siempre intentamos guiaros para que podáis vosotros mismos realizar pequeños trabajos de fontanería en casa. Sin embargo, siempre os recomendamos que para las tareas más complejas recurráis a un especialista.

No obstante, en numerosas ocasiones es complicado para la ciudadanía saber reconocer si el profesional que ha contratado tiene la formación requerida. Por ello, iniciativas de este tipo no solo son provechosas para el sector sino también para el público en general, ya que garantizan que la instalación cumplirá todos los requisitos legales.